Diario de las huatecas
Piden alto a la violencia vicaria

Piden alto a la violencia vicaria

En el estado solo hay una carpeta de investigación formalmente iniciada por este delito.



Integrantes del Frente Nacional Mujeres (FNM) demandaron poner alto a la violencia vicaria, que es una de las formas de violencia más graves, debido a que el agresor comete violencia contra los seres queridos de las afectadas, en este caso los hijos, para causarle daño a la madre.

Hidalgo es una de las entidades del país en donde la violencia vicaria está tipificada como delito, no obstante, de acuerdo con información proporcionada por la representante del Frente en la entidad, Haideé Franco, a la fecha solo existe una carpeta de investigación formalmente iniciada por este tipo de violencia y fue interpuesta integrante de este organismo.

La activista expresó a este diario que no existen cifras oficiales sobre la cantidad de víctimas de este delito en la entidad y recalcó que es la titular del Centro de Justicia para Mujeres de Hidalgo, Margarita Cabrera Román, quien debería hacer su trabajo y generar la estadística correspondiente.

En este contexto, recordó que incluso el FNM ha exigido la destitución de Cabrera, a quien le han solicitado la creación de un padrón de deudores alimenticios y violentadores de género y de infancias, sin éxito.

"No hay cifras, mira si ni las mismas psicólogas del centro de justicia sabían hasta hace unos meses que era la violencia vicaria, yo se los tuve que explicar a varias de ellas e inclusive a las del ministerio público, cómo va a haber cifras", recalcó.

Cabe recordar que en mayo de 2022, el Congreso local aprobó una reforma al Código Penal de Hidalgo que tipifica la llamada violencia vicaria. Este tipo de mecanismos solo se han aprobado en otros cinco estados Zacatecas, Baja California Sur, Estado de México, Puebla y Yucatán.

La violencia vicaria es aquella que tiene como objetivo dañar a la mujer a través de sus seres queridos y especialmente de sus hijas e hijos. El padre ejerce una violencia extrema contra sus criaturas, llegando incluso a causarles la muerte y utilizando recursos de particular crueldad para la eliminación de los cadáveres en muchas ocasiones. El ánimo de causar daño a su pareja o expareja a toda costa supera cualquier afecto que pueda sentir por ellas/os. El asesinato de las hijas o hijos es la parte más visible de esta forma de violencia extrema que destruye a la mujer para siempre;  pero es habitual la manipulación de hijas o hijos para que se pongan en contra de la madre o incluso la agredan. Esas hijas e hijos sufren un daño irreparable y son también víctimas de violencia de género. El objetivo es el control y el dominio sobre la mujer, en un alarde máximo de posesión en una relación de poder que se sustenta en la desigualdad.

La violencia vicaria cuenta con la complicidad de una sociedad que cuestiona permanentemente a las mujeres, que las priva de autoridad y pone en duda su palabra. Las mujeres suelen intentar que su voz se oiga en el colegio de esas hijas o hijos, entre las amistades, en la propia familia, en los juzgados, pero los imaginarios del "buen padre" y la "mala madre" se imponen. Se prefiere escuchar al varón y apoyar al hombre que juega a ser víctima, que a esas mujeres que, desesperadas, intentan hacer oír su voz para evitar que el padre haga daño a sus hijas o hijos.

La violencia vicaria es violencia de género. Se sustituye a la persona en la acción directa física o psicológica de la violencia para causar un daño mayor y permanente a la mujer. El objetivo es la mujer. La ejercen siempre hombres contra mujeres.

Se llama violencia vicaria porque se sustituye a una persona por otra para ejercer la acción, en este caso a las hijas o los hijos a quienes se asesina para destruir la vida de la madre, o a quienes se pone en contra de la madre para causarle un daño permanente que en muchos casos lleva al suicidio de la mujer.

Top