primera

Pueblos indígenas… Destituyeron al titular de albergue

 

Manuel Hernández

 

Ante el caso del presunto abuso sexual hacia dos menores de edad, el responsable del albergue “Lázaro Cárdenas”, de Tepeco, Huautla, fue destituido por autoridades del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI) en la Huasteca y la dependencia aclaró que esta persona no es empleado de la dependencia federal.

El titular de Atención a Pueblos Indígenas en la Husteca, Luis Albero Villegas aclaró que aunque el relacionado en actos de abuso sexual de 2 menores, “no es su empleado”, reveló que al conocer el hecho solicitó su separación del cargo al Jefe de Sector Escolar No 4, Hilario de la Fuente Cruz para garantizar la integridad de los menores y dar las condiciones para que la investigación sea clara y correcta.

El funcionario del INPI, tachó de reprobables los actos que involucran al presunto responsable Martín “N” “B” y que ahora toca a las autoridades encargadas de la procuración de justicia atender este asunto como corresponde.

“Estamos bajo hechos presuntamente constitutivos de delito, efectivamente una situación muy lamentable por los menores y familias involucradas”, explicó.

Recordó que el oficio enviado al Jefe de Sector No 4, de Atlapexco fue la mañana del viernes pasado y contestado el mismo día dando a conocer que esta petición de separar de su cargo a Martín N.B., había sido aceptada para que este atendiera la situación legal que lo estaba ligando en presunta agresión sexual de una niña del tercer grado de secundaria y un menor de primaria de 11 años de edad.

“Vamos acompañar a la familia para que podamos apoyarlos de manera integral y esperar los resultados de la investigación que llevará a cabo la autoridad correspondiente”, fue el compromiso público que adquirió el representante regional del INPI, pero además dejó de manifiesto que trabajarán con la representación educativa para dar continuidad a las acciones en el albergue “Lázaro Cárdenas” de Tepeco a favor de los niños y niñas indígenas.

Reiteró que Martín N.B no era empleado del INPI, ya que su adscripción laboral se encuentra registrada en la Dirección General de Educación Indígena de la SEPH y se comprometió a dar seguimiento al proceso judicial para que no haya ninguna impunidad en este caso que involucra a un trabajador del sistema educativo hidalguense.