nacional

Morena plantea los clubes de cannabis

 

CIUDAD DE MÉXICO, México (Agencias)

Para regular y controlar la mariguana, Morena busca crear cooperativas de dos y hasta 150 personas que pueden cultivar la hierba para consumirla, aunque sin autorización para comercializarla.

La iniciativa de Olga Sánchez Cordero, difundida en la Gaceta del Senado, plantea que una persona que consuma mariguana podrá hacerlo en la vía pública, sin tener ninguna consecuencia penal.

También permite el cultivo de hasta 20 plantas de cannabis por persona para autoconsumo, pero deberá registrarlas en un padrón anónimo y su producción anual no debe rebasar los 480 gramos. Si hay excedentes, deberán donarse para fines de investigación.

La senadora plantea crear el Instituto Mexicano de Regulación y Control del Cannabis como máxima autoridad para regular, reglamentar, monitorear, sancionar y evaluar el uso de la mariguana.

Para su uso industrial, la iniciativa autoriza la siembra, cultivo, cosecha, preparación, fabricación, producción, distribución y venta de cannabis, con permisos de cinco años para comercializarla, con opción a ampliarse, pero estará prohibido hacerle publicidad.

Las sanciones más severas para quienes violen la ley serán de 36 horas de arresto, incluso a quienes induzcan a menores al consumo o los involucren en su comercio, distribución, donación y suministro.

La senadora Olga Sánchez Cordero, próxima secretaria de Gobernación, presentó la iniciativa del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) para la regulación y el control de la mariguana, que incluye la posibilidad de formar cooperativas de cannabis, integradas de dos a 150 personas, que pueden cultivarla para el autoconsumo, aunque sin autorización para comercializarla.

La iniciativa plantea que una persona que consume mariguana podrá hacerlo en la vía pública sin que tenga ninguna consecuencia penal; permite que cada persona pueda cultivar hasta 20 plantas de cannabis para su consumo personal, con un solo requisito, que deberá registrarlas en un padrón anónimo y, en todos los casos, la producción anual no puede rebasar los 480 gramos.